Todo yo…

 
 

Todo yo, ansioso, te esta esperando,

mis manos que te olvidan a ratos,

Y dejan de soñar.

 

Todo yo vibro, cada pedazo,

como una niña de miedo,

como una hoja en el viento,

como una onda de agua.

Cada trozo de mi, late, desesperado.

 

Y escribo cosas que no he de decirte,

que jamás sabrás, que en el papel, desvanecerán.

 

Me digo que vendrás, a mí, algún día,

que se vale soñar, y se que me estoy engañando.

Si, lo se, el tiempo ha pasado,

nunca ha de regresar.

Y que nosotros no somos nada,

menos que nada:

una nostalgia de risa,

un capricho de Dios, el bueno de Dios,

una anécdota triste de amor.

 

Tu fuiste mas fuerte.

De ti misma te levantaste,

ola necia de vida,

farallón inamovible, rígida,

el mundo pudiera romper

sobre ti su nostalgia

y ahí seguirías, encaramada a la vida.

 

Tienes lo que se necesita para estar contigo.

 

Yo no, yo recuerdo y recuerdo y recuerdo.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s