Sueños y sopores…

 
 
 
Tenia el cabelo negro manchado de olas en mi sueño,
el vientre: marioneta entre mis dedos,
despierto caminaba
y con las plantas besaba la espuma de sus dedos.
Mar enamorada, solo un niño perdido soy,
con sueños de hombre,
con manos de hombre,
con labios de niño.
 
De entre mis sueños te sé
y solo detras de mis ojos estas.
 
Hubo un suspiro de viento,
un secuestro de viento,
una llave de mar,
un beso de mar
y desde tu piel, por tu capricho,
hasta tu vientre fui arrastrado.
Lagrimas ligeras como plumas
de mi espalda saltaron,
como tu hijo y tu amante me tomaste.
 
Eterno amante tuyo,
destinado a buscarte,
hasta morir en ti,
entre tus brazos de sal.
 
 
 
Asi son los sueños, sueños de niño o de hombre (al saber). Este asi salio, no se que es, ni que quiere decir, no trato de encontrarle sentido, pues no lo hay en los sueños.
Vanos intentos de aflojar la pudorosa pluma. La olvide un tiempo, es cierto, y ahora como una amante insegura me rechaza.
 
 
 
 
 
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s