Mujer dormida…

 
 
-¿Quien eres?-
dice el hombre a la mujer dormida.
hilo de luz la voz,
entre sombras y cobijas.
 
Y con un dedo practica besos
sobre el tobillo descubierto,
sombra de besos la caricia,
para no afligir el sueño.
 
El vientre suave,
-lugar de vida y muerte, unico suicidio que se cuenta-
sube y baja y es mar enamorado.
Y el hombre es gaviota,
y vuela,
sin sonido,
deseando a gritos.
 
Duerme que este sueño es solo mio,
tu lo tienes, yo lo vivo.
 
 
 
S.C. 28/03
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s