Perdidos II

Segunda entrega…

 

Y yo que te creía mas inteligente, serás pendejo, el alcohol se te ha subido a la cabeza, deja de decir pendejadas-. Me miro entre sorprendido y divertido y estalló en una carcajada. -Vamos pero no te pongas así, dime mejor que piensas- empecé a reír yo también, -Puta, maldices al dinero y a la sociedad, dices que crees en la gente y en la vida, y no confías en el amor, entonces ¿en que confías? ¿No te das cuenta de que el amor es lo único que te queda? Se que me crees pendejo, no solo a mi, a todos, pero puedo decirte que en mi pendéjes he visto que todo lo que tu haces es por amor, todo. Por eso te sigue la gente, no por que siempre sepas que hacer sino por que saben que no puedes traicionar ese amor.- Termine levantado con los brazos al aire y me sentí ridículo, al desgraciado le costo trabajo tragarse la risa, -Tienes razón, pero si vuelves a moverte como pájaro herido mientras hablas, si te creeré pendejo- me dijo muerto de la risa. No me quedo otra que reírme yo también, después volvió a perderse en el mar, -¿Y si no es suficiente?- soltó al fin -Tiene que ser, ya no te puedes echar atrás, es lo único que te queda, aliméntate de eso, te he visto no me vas a negar que es lo único que te queda, ya ni las mujeres te mueven, andas tras el trago para ahogar eso que sientes, pero ni eso te sirve a veces, ¿Cuantas veces no has dejado las fiestas a la mitad? ¿A cuantas viejas no has mandado a la mierda, como te gusta decir? Fíjate, reacciona, si el mundo no los deja estar juntos el que esta jodido es el mundo, no el amor, y si esta jodido pues cámbialo-. Paso otro rato antes de que contestara, – Tal vez, tal vez – su mirada empezaba a opacarse, tanto trago hacía mella ya en su sistema. Decidi no perder la oportunidad – Oye a todo esto no se ni quien es- pregunté dejando correr las palabras fácilmente, sin forzarlas – Tiene la lengua mas hermosa del mundo, todavía siento un hueco en el estomago al recordar esa lengua metiéndose en mi boca, jugando con la mía. Y los ojos, grandes como mares, peligrosos, poca gente puede con esa mirada de fiera que se le mete a veces en los ojos, era hermoso observarla, tan valiente, tan segura, y a la vez tan susceptible, éramos un par de llorones, un par de niños perdidos en un mar de amor -. Como saliendo de un sueño me miró, tenia una expresión extraña en el rostro, como si le hubiera robado algo, se había delatado, por primera vez me enseñaba esa cara oculta. En un segundo se le cayeron las mascaras y pude verlo como realmente era, un niño perdido en un mar de amor, un nómada sin refugio caminando sin descanso por el mundo de los hombres, lobo de la estepa. Lo entendí, entendí por que actuaba así, por que teniendo mejores oportunidades escogía la más cruel, vivir sin ella era su sufrimiento y buscaba en los rincones del mundo más sufrimiento para olvidarse del suyo. No quiso hablar más. En toda la noche no pronuncio más que menudencias sin futuro mientras miraba en el mar embravecido. Pronto nos fuimos a dormir, nos quedábamos justo a lado de la palapa, en un cuartucho con dos hamacas, piso de arena sucia y un bombillo repleto de moscas que proyectaba una luz sucia y amarillenta. El olor a pescado frito me inundó la nariz cuándo entramos y tuve que abrir la ventana para que corriera la brisa fresca de la noche. Mas tarde lo oí repetir un nombre entre sueños, -Emilia, calla Emilia- decía con la voz quebrada, le lancé un zapato para ahuyentarle las pesadillas, el resto de la noche la paso tranquilo bajo el efecto sedante del alcohol que borra los recuerdos y te cubre con el manto oscuro de la inconciencia…..

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s